Maiga

El refugio que no llega

No es sirio, pero también huye de una guerra. Maiga lleva dos años esperando a que su solicitud de asilo se resuelva. Hace tres que huyó de los rebeldes del norte de Mali. Después, saltó la valla de Melilla junto a otras 500 personas.