La historia reciente de Hungría está plagada de guerras, conflictos, y cambios de fronteras, que han abonado un nacionalismo con orígenes en el siglo XIX pero multiplicado desde la crisis económica del año 2000.