La cantante Rozalén no quiso perderse el preestreno de Marea humana porque tiene claro que defender el derecho de la movilidad de las personas “es importantísimo”. Así lo hizo saber minutos antes de que se apagaran las luces de la sala de cine en la que porCausa era la anfitriona de un pase cinematográfico del documental de Ai Weiwei. Desde una de las butacas, la artista habló sobre migraciones con la Fundación. “No sé en qué momento alguien decidió que la Tierra, que estaba ya, tiene que tener una frontera”, expresó.

Sobre fronteras quiso decir mucho con pocas palabras, y es que Rozalén no concibe los espacios cercados y divididos, “que de aquí para allá sirva y de aquí para allá no”. La música es la forma en que normalmente proyecta estas convicciones, por eso volvió a ella cuando porCausa le preguntó por qué es importante la defensa del derecho a migrar. “Me parece que cuando las personas se mueven lo único que hacen es enriquecerse unas a otras”, señaló la cantautora. “Se intercambian ingredientes: culturas, músicas, ritmos, sentimientos y otras maneras de ver la vida. Lo único que puede hacerte eso es tener una vida mejor”, siguió diciendo.

Rozalén le canta “a quienes son capaces de sentirse en la piel de los demás”, dice en la letra de Girasoles, uno de sus últimos sencillos. “Me parece que primero es de humanidad dejar que cada uno fluya”, dice la cantante cuando no está sobre un escenario. Fluir “por algo que no nos pertenece, la Tierra, que estaba antes que nosotros”.