Los inexplicables gastos del CIE de Fuerteventura

El Ministerio del Interior ha destinado 525.000 euros por el servicio de comida de un CIE vacío cuyo uso ahora es militar.

Los Centros de Internamiento de Extranjeros son la herramienta clave para que España justifique ante la Unión Europea su compromiso con la lucha contra la inmigración irregular. Por ello, ni se van a cerrar, como llevan años reclamando los defensores de derechos humanos, ni se les va a buscar una alternativa. Es más: van a construirse nuevos CIE, tal y como se pactó en el año 2013 aunque no saltara a la opinión pública hasta hace unos meses.

Además de la firme convicción del Gobierno en su defensa de estos centros, en los que se priva de libertad a personas que no han cometido ningún delito, los datos demuestran que no cumplen la función para la que han sido instituidos: un 76 por ciento de las personas repatriadas forzosamente en 2016 no fueron internadas en CIE antes de la expulsión.

En estos días delirantes en los que Interior, por un lado, encierra a extranjeros en el edificio de una cárcel sin inaugurar y, por otro, presume del nuevo modelo de CIE que será construido en Algeciras, salen a la luz las irregularidades en las licitaciones de un CIE fantasma, el de Fuerteventura.

Captura de Google Maps correspondiente a 2011, cuando aún estaba en funcionamiento el CIE de El Matorral. Foto / Google Street View
Captura de Google Maps correspondiente a 2011, cuando aún estaba en funcionamiento el CIE de El Matorral. Foto / Google Street View

Siempre se dice que en España hay siete CIE, pero técnicamente son ocho. En las Islas Canarias, además de los Centros de Hoya Fría (Tenerife) y Barranco Seco (Las Palmas), el CIE de El Matorral (Fuerteventura) está en estado “no operativo” o “cerrado temporalmente”. Prueba de que el Gobierno no lo considera cerrado del todo y que lo mantiene en estado latente para abrirlo en cualquier momento es que, a pesar de que no tiene internos desde mayo de 2012, los servicios de alimentación y limpieza se siguen licitando. Así lo explican El Confidencial y eldiario.es, medios con los que la Fundación porCausa ha colaborado para la publicación de esta información.

El edificio del CIE de El Matorral es hoy el Acuartelamiento Teniente Coronel Valenzuela y, a su alrededor, se ha generado una gran zona de seguridad militar (ver mapa). Dentro de ella se realizan maniobras y entrenamientos del Regimiento de Infantería Soria número 9. Los vecinos de Puerto de Rosario, el municipio al que pertenece, están más que molestos por el ruido y los inconvenientes de vivir junto a una zona de seguridad militar.

Hoy, Canarias está lejos de las cifras de llegada de inmigración irregular a sus costas de hace diez años. En 2006, se registraron 31.678 personas por estas vías. Debido a la implementación de las tecnologías de detección de entradas irregulares, para 2012, el año en el que se deshabilitó el CIE de Fuerteventura, solo se registraron 173. El año anterior, las paredes de El Matorral recluyeron solo a 119 personas. Tan solo 47 fueron expulsadas. Aquel año 2011, el último del CIE de Fuerteventura, y según la información que nos ha proporcionado la Dirección General de Policía a través del Portal de Transparencia, el mantenimiento del Centro nos costó 1.122.833 euros.

Es decir, un centro con capacidad para 910 internos, el más grande de España, por el que solo pasaron 119 durante un año y que en cambio se llevó más de un millón de euros en 2011.

Ateniendonos a la información remitida por el Portal de Transparencia a la Fundación porCausa por parte de la Dirección General de Policía, así como a la proporcionada por el Gobierno a la senadora María José López Santana, el CIE de Fuerteventura sigue generando gastos, a pesar de estar cerrado. A repetidas preguntas de los periodistas de los medios que están trabajando esta información, el Ministerio de Interior ha comunicado que la información que están proporcionando es incorrecta y que los gastos deberían ser cero.

No obstante, según el pliego de la adjudicación de la alimentación, conseguido por la empresa Albie, S.A., prevé una asignación fija mensual, una garantía mínima, de 12.500 euros al mes para el CIE de Fuerteventura, según ha confirmado la propia empresa. En total, 525.000 euros (de 2013 a 2016) que vienen saliendo del bolsillo público sin realizar ningún servicio.

Esta información ha sido elaborada en el contexto del proyecto sobre la Industria del Control Migratorio y en ella han participado Natalia Diez, Irene Diego, Virginia Rodríguez, Yuly Jara y el resto del equipo de la Fundación porCausa, en colaboración con los periodistas Daniele Grasso de El Confidencial, Gabriela Sánchez de eldiario.es e Inés Calderón de La Sexta.

La Fundación porCausa realiza investigación social y periodismo sobre migraciones en colaboración con los medios de comunicación. Nos interesa conocer y explicarte cómo funciona el sistema de control migratorio en España y por ello trabajamos día a día.

Si quieres apoyarnos para que sigamos adelante, puedes hacerte socio o socia de nuestra organización por una cantidad mínima al mes.