Las niñas que migran solas: son muchas menos pero más vulnerables

Cuando se habla de menores no acompañados, la primera imagen que viene a la mente suele ser la de un niño que vaga por la calle en busca de comida o que acude a dormir a un centro masificado. Pero hay otra realidad que, a pesar de ser muy inferior en número, es mucho más vulnerable: la de las niñas que consiguen cruzar solas la frontera sur de España. Una gran parte de ellas marcan Melilla como destino en su mapa migratorio, como Mariem, Naima, Selima o Nora. Para ello, tuvieron que superar una travesía en la que se multiplicaron los peligros a los que se exponían, únicamente por su condición de menor y de mujer.

Según datos del Ministerio del Interior, a lo largo del año pasado la Policía Nacional reseñó a un total de 1.184 menores extranjeros que se encontraban en la ciudad autónoma sin adultos a su cuidado. De esta cifra, solo 134 eran niñas: la inmensa mayoría de origen marroquí (118), aunque también procedían de Siria, Guinea, Yemen, Costa de Marfil, Mali y Níger.

Leer más: https://www.publico.es/sociedad/menores-extranjeras-no-acompanadas-ninas-migran-solas-muchas-vulnerables-son-vulnerables-ninas-migran-solas-frontera-sur-ninas-cara-vulnerable-frontera-sur.html