A lo largo de los últimos años la respuesta de Europa a la crisis de refugiados ha ido de la sorpresa al caos y de la inacción a la más que probable vulneración de las leyes internacionales. Hay algo muy equivocado en un modelo migratorio que ignora las verdaderas razones de la movilidad humana y elige descomponer el proyecto de unión política y social del continente antes que asumir la incertidumbre de unas fronteras más abiertas.

La crisis de los refugiados en la Unión Europea es una fotografía del futuro. A medida que los shocks y la desigualdad definen cada vez más nuestra realidad global, las próximas décadas verán inevitablemente un incremento de la movilidad humana derivada de la violencia, la persecución y los desastres naturales, pero también de la legítima aspiración a disfrutar de una vida más próspera y segura. Necesitamos una mirada nueva sobre un régimen migratorio internacional que hoy está roto. Esta mirada comienza por una conversación informada y constructiva sobre las razones que motivan las migraciones y las verdaderas consecuencias de este fenómeno sobre los países de origen, los de destino y los propios migrantes.

Diásporas es un esfuerzo de largo alcance por responder a este reto. En alianza con investigadores y periodistas en tres continentes, aspiramos a ofrecer los hechos, datos e historias que precisa uno de los debates públicos más complejos y relevantes de nuestro tiempo.